domingo, 20 de febrero de 2011

De vuelta a España

Si...de vuelta a España. Resumiendo mucho y saltándome multitud de anécdotas que en breve iré colgando, mi experiencia en la India podría definirse como toda una odisea, en la que he sentido amor-odio por el país y la población, en la que he encontrado mis propios limites y he podido conocer al satán que llevo dentro...yo definiria este viaje como una experiencia de autoconociminto profundo.
Nepal y su gente me enamoro y me hizo descubrir la paz y la tranquilidad absolutas, aun a pesar de mis 31 años de manías.
Son muchas las cosas que han pasado, he vivido y experimentado.
Al irme deje muchas cosas y arriesgue otras tantas, no he recogido los frutos que esperaba y aunque no me arrepiento, vuelvo con otra perspectiva de la vida, y por qué no decirlo, con cierto resentimiento.
No solo con respecto a lo sucedido allí, si no con lo que deje aquí y que no se si podre recuperar, algo tan simple como mi vida.
Algo confundida y abatida intento digerir todo lo vivido en tan poco tiempo, que a veces se me hizo una eternidad.
Si no hubiera sido por Nepal, pienso, que no se hasta que punto hubiera merecido la pena.
He visto la belleza, pero también la fealdad, he sentido amor, pero también odio, he reído y llorado, he estado en paz y al borde de un ataque de nervios, he visto humildad y soberbia, como todo es vendible y negociable, la falta de respeto por lo que nos rodea, la dejadez absoluta, la suciedad, la incivilizacion en su estado puro y el desprecio por todo...

2 comentarios:

Kurtz dijo...

Bienvenida de nuevo. Espero poder leer pronto tus anécdotas.
Saludos.

LAURA dijo...

Muchas gracias!!!! estoy intentando ponerme al día...que es mucho lo que me he perdido.
Bueno, ahora voy a por la primera.