domingo, 30 de octubre de 2011

La SOLTERA...

Hoy he sido la SOLTERA…hoy he estado en un evento de esos en los que te hacen sentir la soltera y digo soltera con mayúsculas.
Si hoy podía sentir como todas me escudriñaban con la mirada y me interrogaban cual época franquista, en comisaría del bando azul, sentía como el sudor empezaba a manar de mi frente y como mis músculos se tensaban ante la represión de mi lengua viperina.
Todo esto ornamentado con el desfile de maridos, hijos, insulsas fotos de eso que llaman hogar y creen que las solteras no tenemos. Batallitas, con pretensiones de ser jocosas, sobre la vida de sus retoños, que lo más que consiguen es resaltar las cualidades de las que carecen padres e hijos.
Hoy he sido esa, a la que todas intentan mostrar que sus vidas son plenas, que se han realizado como mujeres y son infinitamente felices… y en el fondo todo lo que sucede es que tienen miedo…y tienen miedo porque con la soltera, una no sabe a qué atenerse. Y si, tenerme miedo es sensato si yo quisiera esa vida, porque pasaría a ser una rival y una competencia de expositor de vida conyugal, pero queridas respirar tranquilas, a los hechos me remito, si he llegado hasta aquí con mi soltería, es porque no quiero otra vida diferente a la que ya he elegido.
Si, las solteras tenemos vidas y vidas plenas y llenas de grandes cosas, las solteras tenemos hogar, las solteras también nos sentimos realizadas y las solteras solo hemos elegido un estilo de vida diferente al vuestro.
Queridas no nos tengáis miedo, porque no somos unos especímenes raros, solo somos mujeres con objetivos diferentes que han decidido vivir una vida que no es la vuestra.

1 comentario:

Whisky On The Rocks dijo...

¡Ahí! Rompiendo con los estereotipos clásicos. Si señora.