domingo, 4 de marzo de 2012

Jarta de mi educación!



Jartita estoy de mi educación. Desde pequeña; mis padres se han encargado de educarme para ser una perfecta mujer de izquierdas, nunca he tenido una cocinita, ni una Barbie, ni un carricoche…siempre he oído que hombre y mujer son iguales, que pueden alcanzar los mismos objetivos en la vida y se pueden dedicar a las mismas cosas. Desde pequeña me han forjado en la autosuficiencia, en la autogestión, en la independencia, en la igualdad de género, en la discriminación positiva…
Desde pequeña me han enseñado cuales han de ser mis objetivos y puedo decir que ha día de hoy los he cumplido…
Desde pequeña me han enseñado que para una mujer no puede ser objetivo el matrimonio, para una mujer ha de ser objetivo su autorrealización, la conquista de la sociedad, estar a la misma altura que un hombre, porque ningún hombre es más que yo. Me han grabado a fuego que hombres y mujeres somos exactamente iguales….y pasados los 32, puedo decir que he cumplido con todas y cada una de las enseñanzas recibidas, puedo decir que mis objetivos están cumplidos, soy el claro ejemplo de una educación basada en la igualdad de género…
Pero a mis 32 años puedo decir que hombres y mujeres no somos iguales, soy una mujer y puedo hacer las misma cosas que un hombre, de eso no hay duda alguna, pero no soy un hombre, no pienso como un hombre y no siento como un hombre, y por lo tanto comportarme como un hombre es ir en contra de mi naturaleza humana.
Es lo que sé hacer, comportarme como un hombre, es lo que he aprendido de la vida si quiero ser respetada, pero estoy cansada, estoy muy cansada de hacer ver que soy una mujer racional y no sentimental, estoy cansada de comportarme de forma agresiva con la sociedad, estoy cansada de tener que pisar mis sentimientos, agotada de luchar para que nada me afecte, estoy cansada de controlar el numero de palabras que emito al día. Estoy cansada de vender que no necesito a nadie, que no me gusta la protección y que no busco la conciliación.
Soy una mujer y no soy igual que un hombre, no me pidáis que actúe como tal, no os lo pidáis a  vosotras mismas…porque para sentirme realizada no necesito ser un hombre, sino poder vivir y actuar como una mujer, de forma natural…

No hay comentarios: